miércoles, 5 de junio de 2013

Grullas de Origami, algo más que simple papel doblado.

 

Konnichiwa! Soy Sandra Wakabayashi, se podría decir que la cabeza creativa de Sakura's Workshop y en este post me gustaría compartir algo personal de nuestras vidas.


Seguro que alguna vez habréis oído hablar de la historia de las mil grullas de Sadako Sasaki o quizás no, para las personas que no sepan la historia se la contare después. Ahora os voy a contar mi propia historia, la historia de mi primer contacto con grullas de origami y el significado que tiene en este momento para mí las grullas.


Como siempre me había gustado saber sobre la cultura japonesa había oído hablar y leído cosas sobre las grullas de origami o la historia de las mil grullas, ya que también siempre que he ido a un salón manga o de cultura japonesa siempre había un taller de grullas, pero nunca me llego a llamar la atención del todo, ni siquiera me interese por aprender como se hacia una grulla. Hasta que conocí a Taichi, mi pareja,. Hace de esto más de un año el día antes de que a mi madre la fueran a operar de un hombro fui a visitar a Taichi a su piso, ya que entonces no vivíamos juntos, y me sorprendió al verlo rodeado de un montón de grullas de papel. Me dijo que se trataba de un regalo para mi madre y me conto que en Japón es tradicional regalar a la persona que está enferma o que va a ser operada mil grullas de papel realizadas por toda la familia y amigos para así hacer cumplir el deseo de que todo salga bien y se mejore pronto, en ocasiones dichas grullas llevan mensajes de ánimo de la familia y amigos.


Con todo esto le dije que me enseñara y nos pasamos toda la noche haciendo grullas, solo conseguimos hacer ciento y pico para el día de la operación, pero aun así se la preparamos para regalársela. La operación salió bien aunque nuestras grullas no estaban tan bien hechas jejeje.

Más adelante recibimos la triste noticia de que a mi abuela le detectaban cáncer de mama, así que me dispuse manos a la obra y empecé a realizar grullas para su operación, poniéndole ilusión en cada grulla que hacía para que todo saliera bien, y por suerte así fue, todo salió bien en la operación y en estos momentos ya está finalizando su tratamiento con la quimio. Aunque tampoco esta vez conseguí hacer las mil grullas, pero hice un bonito ramo de grullas de papel que ella aun conserva en su dormitorio.

Hay gente que en estas situaciones reza y le pide a dios que todo salga bien, pero en este caso yo hago grullas de papel. Y ahora también hago grullas de papel para dar felicidad y suerte.

Las mil grullas de Sadako Sasaki.

 


 
Publicar un comentario